lunes, 21 de diciembre de 2015

Análisis 20D

Por fin sabemos ya los resultados de las elecciones generales más disputadas de la historia de este país y ¡sorpresa!, todos han ganado. Pero lo realmente importante es que se ha visto claramente que España está dividida en tres facciones: izquierda, derecha e independientes. También se ha podido constatar que este país necesita urgentemente cambiar la ley electoral, una ley muy injusta para los partidos minoritarios nacionales. Ahora falta ver qué partidos pactan con otros y quién será presidente los próximos cuatro años. La cosa va a estar calentita las próximas semanas.

Empecemos pero por la ley electoral. La palabra que define a la perfección la ley de 1985 es "injusta". En el artículo 68 de la Constitución se recoge que la circunscripción para las elecciones al Congreso sea provincial. Este artículo beneficia claramente a los partidos nacionalistas, ya que con pocos votos pero muy concentrados pueden sacar una amplia representación en el Parlamento. También perjudica seriamente a los partidos nacionales como IU, al que cada escaño le ha costado 400.000 votos, mientras que a PP y PSOE un escaño les ha costado menos de 60.000 votos. Aunque los partidos políticos minoritarios solicitan que la circunscripción sea autonómica, en mi humilde opinión considero que el voto de cualquier español debe tener el mismo valor. Yo abogo por una lista única donde los partidos pongan representantes de todas las CCAA de España y el escaño valga igual para todos los partidos. Esto es fácil de hacer. Se divide el número de papeletas tiradas en las urnas entre los escaños totales del Parlamento (en estas elecciones sería aproximadamente 24.337.258/350=69.535). Es decir, un diputado costaría 69.535 votos. Siendo esto el panorama cambiaría algo. El PP tendría 103 diputados, el PSOE 79, Podemos 74, Ciudadanos 50, ERC 8, CDC 8, IU 13 (!), Bildu 3, CC 1, PACMA 3 y UPyD 2. Bailarían 6 diputados que dependerían de los picos y que posiblemente se repartirían entre los partidos más votados. Aún y así, el panorama político cambiaría, no mucho pero cambiaría. Está claro que IU sería el más beneficiado y entrarían en el congreso partidos que con la actual ley les es imposible acceder a él. También está claro que ni PP ni PSOE, los grandes beneficiados de esta ley, no querrán cambiarla y por lo tanto me temo que esto será así por mucho tiempo.
Dicho esto, analicemos ahora los resultados de estas controvertidas elecciones partido por partido.
PP, 123 diputados (186 en las pasadas elecciones). O hay aún muchos franquistas entre nosotros o en este país la gente es tan pobre que no tiene dinero ni para pagar la luz para ver la tele. O ambas cosas. A pesar de la corrupción, del paro, del endeudamiento, de los vapuleos sufridos en los debates televisivos, de las encuestas manipuladas, de la incompetencia del señor Rajoy y de sus ministros y de la bajada de pantalones a Europa, sigue siendo el partido más votado de esta inculta España. Me reafirmo en que este país sigue siendo un país de derechas y católico apostólico romano. La buena noticia es que no van a poder gobernar, ni apoyándose en sus "hijos" (C's). España ha dejado claro que está cansada de ver las mismas caras elecciones tras elecciones y deben entender que el partido necesita renovarse. Necesitan gente nueva, bisnietos de franquistas, que a los hijos y nietos los tenemos ya muy vistos. Me alegro del varapalo que han sufrido, aunque dudo que aprendan la lección. El tonto nunca aprende cuando pierde, simplemente echa la culpa al tiempo y se prepara para embestir con más fuerza. Hasta que los barones no desaparezcan, el partido seguirá a la baja.

PSOE, 90 diputados (110). El guapo de Sánchez no ha sabido hacerse con el voto de izquierdas indeciso y eso dice mucho de su escasa preparación política. Las políticas de González y Zapatero han sido una losa para el partido y vivir de la renta no es mejorar. En mi opinión, Sánchez debería haberse desmarcado de los gobiernos anteriores ya que apoyándose en ellos nos ha dado a entender que es el mismo perro pero con un jeto más atractivo. Además, el PSOE sigue teniendo también casos de corrupción y comete el mismo error que el PP cuando defiende a sus imputados. En política nadie puede dar la cara por nadie porque la mierda cuando explota salpica, y mucho. Seguramente Sánchez sea presidente, pero va a tener que currárselo mucho para serlo más de cuatro años. Veremos a ver, pero apuesto mi sueldo de un mes que con él en el poder las cosas no van a cambiar mucho. Y al contrario de lo que cree la mayoría, creo que el bipartidismo no ha acabado, sólo ha cambiado de siglas.

Podemos, 69 escaños. Muy buen resultado de Pablo Iglesias y los suyos a pesar de la campaña de difamación que han sufrido en los últimos meses. Ni Venezuela, ni Monedero, ni la falta de publicidad televisiva ha podido con el "neocomunismo" lila. Se ha visto que los jóvenes queremos un cambio y no somos idiotas. El capitalismo no es un buen sistema económico, no favorece al pobre y la generación posfranquista está sobradamente preparada para gobernar el país (por mucho que les pese a algunos). Las ideas de Podemos son buenas, sólo hace falta que les dejen llevarlas a cabo y ver los resultados. Y si consiguen constitucionalizar las promesas electorales será un gran triunfo para todos aquellos que hemos perdido la fe en nuestros políticos. Ahora deben demostrar de lo que son capaces, hablar claro y llevar a este país donde se merece. Tienen poder para ello y la juventud confía en ellos. Espero que no nos defrauden,porque son el futuro. Ojalá sí se pueda.

Ciudadanos, 40 escaños. Supongo que están decepcionados porque las encuestas les daban como tercera fuerza política, muy por encima de Podemos. Pero las encuestas no son fiables y el votante de Podemos ha decidido callar o mentir. Señor Rivera, es lo que hay. También han sido muy ambiguos en temas que preocupan a la ciudadanía y el programa electoral extraído de FAES, tampoco ayuda. Serán el PP del futuro, al igual que Podemos será el PSOE del futuro, y espero que la arrogancia esadista no les haga cometer los mismos errores que han cometido sus "papás" políticos. Deben convencer al público que son una derecha diferente, porque este país necesita una oposición de derechas fuerte para que España funcione. Son jóvenes y están preparados, pero se les mira con lupa, ya que Aznar y los suyos han hecho mucho daño a este país. Si hacen una oposición justa y racional, posiblemente veamos a Rivera viviendo en La Moncloa muy pronto. Dependerá de su distanciamiento o no del franquismo y de las políticas derechistas europeas obsoletas.

ERC, 9 escaños (3). Al no presentarse la CUP y beneficiándose del ridículo que está haciendo el señor Mas en Cataluña, Esquerra se ha hecho con un hueco importante en el Parlamento. Ellos tienen la llave para decidir presidente y jugarán sus cartas en favor de la independencia de Cataluña. Les va a ser muy difícil conseguir ser un país, ya que el PSOE no está por la labor de romper España (aunque Podemos desee un referéndum catalán, algo a lo que yo no me arriesgaría teniendo un millón de votos a favor y casi dos millones en contra). Entre el "todo"  o "nada" yo me quedaría con el pacto fiscal, algo que les será fácil conseguir si invisten a Sánchez presidente. Si juegan bien sus cartas, estos resultados pueden darles una de las llaves que desean para que sean ellos y no el PP los que roben el dinero a los catalanes. La casa no se empieza por el tejado.

DIL (antigua CDC), 8 escaños (16). Aquí niego con la cabeza en plan desesperación. Nuevas elecciones y más pérdidas de votos. Ni cambiándose el nombre nos engañan. Vayase ya, señor Mas. Su cabezonería va a llevar a su partido a la quiebra política. Sinceramente, me deja sin palabras. La CUP no lo quiere de President, ERC no lo quiere, sus votantes no lo quieren, los catalanes no lo queremos como nuestro presidente, vamos que como siga así hasta los teletubis le van a retirar los abrazos. Piénselo, consulte con la almohada y hágase (háganos) un favor, disfrute de la jubilación. Sin rencor, no es mala fe, es por el bien de todos.

IU, 2 escaños (11). Podemos le ha hecho mucho daño. El voto del puño se les ha escapado y Garzón no ha sabido sujetarlo por los huevos. Falta de experiencia, creo. Vistos los resultados supongo que ahora pensarán que hubiese sido mejor ir en las listas lilas. Cierto es que fue un partido legendario y luchador con Carrillo y Anguita pero todo tiene un principio y un final. Si Podemos hace bien su trabajo, les auguro un futuro más negro que la suela de mis zapatos. Si yo fuese Garzón buscaría un pacto con Podemos e ir todos a una, ya que los programas electorales son muy parecidos. Cierto es que la actual ley electoral no les beneficia, pero el animal está herido de muerte y si sobrevive se va a quedar cojo para el resto de su vida. Si no puede con su enemigo, únase a él.

Bildu, 2 escaños (Amaiur, 7). Poco sé de Euskadi pero me da la sensación, por la pérdida de diputados, que los vascos están bien como están y son pocos los que siguen encabezonados con la independencia. Supongo que el fin de ETA ha aliviado a muchos y perjudicado a tantos otros (entre ellos al PP). Me alegro de que haya paz en Euskadi. Espero que los catalanes acabemos como ustedes.

Coalición Canaria, 1 escaño. Me parece bien. De Canarias sólo sé dónde está y supongo que este partido se ha opuesto a las perforaciones petrolíferas. Ahora los veré más.

En conclusión, no quiero hacerme pesado. Creo que Sánchez abdicará a las pretensiones de Iglesias y Tardá, pero dirá no al referéndum catalán pero sí a un acuerdo económico. Sería lo sensato. No ataja el problema pero se ahorra cuatro años de estar dando por culo los independentistas. De todas formas nadie quiere un referéndum porque nadie sabe lo que va a salir. Supongo que es lo que me gustaría que pasase. Y no sé que va a pasar. Lo suyo es dar y doy, doy y me dan (por culo). Alomejor realmente ellos pueden hacer poco y todos somos un videojuego de unos pocos. Quién sabe. Veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario