sábado, 7 de octubre de 2017

¿Qué pasaría si Cataluña se independizase?

Imaginemos que el lunes Cataluña es independiente. ¿Qué podría pasar? Podría no pasar nada o pasar mucho. Al contrario de lo que piensan los optimistas o los ingenuos, yo no creo que Cataluña siguiese en la UE y con el Euro de moneda. Demasiado rencor y mucha sed de venganza del Gobierno del PP para dejar ir a Cataluña con un abrazo. No lo creo. Yo aquí explicaré mi visión particular del futuro que nos espera a los catalanes, la cual deseo fervientemente sea equivocada. Cataluña se independiza, eso está claro. Las empresas con intereses españolistas cumplen su promesa y se van de Cataluña a Madrid, Valencia o Mallorca por miedo a perder inversores, ya que los colegas de De Guindos (Goldman & Sachs) han rebajado a bonos basura la deuda catalana y la prima de riesgo catalana iguala a la griega. Y la marcha de empresas significa aumento de desempleados. De momento lo dejamos aquí para mirar a Europa. Como ha sido un proceso ilegal, España veta la entrada de Cataluña en la UE, que se hace la sueca para no levantar ampollas en su territorio, como ha hecho siempre. Aunque lo dudo, digamos que por el momento Cataluña sigue con la moneda europea. El problema es que el cierre de empresas hace aumentar el paro, como ya hemos dicho antes, y los pocos empresarios que quedan no están de acuerdo en seguir pagando los mismos sueldos que cuando todo iba bien, ya que paro es igual a bajo consumo que a su vez significa pérdidas. La alta oferta de mano de obra hace que el empresario baje los sueldos y al currante le cueste llegar a fin de mes. Hay una solución para este problema que es devaluar la moneda, pero tenemos euros y el Banco Central Europeo se niega a devaluar el euro para seguir siendo competitivos con el dólar sólo porque se lo pidamos los catalanes. Así que no queda otra opción para el Govern que inventarse una moneda catalana y devaluarla para atraer inversión. Bien, pero esto es un problema para aquellos que tenemos hipotecas, porque mi hipoteca está en euros. Imaginemos que la moneda catalana se devalúa a la mitad del euro. Lo que antes costaba un euro, ahora cuesta dos y si cobrabas mil euros, ahora cobras 500. Pero tu hipoteca sigue siendo de seiscientos euros, porque el euro no se ha devaluado. Si cobrando 1000 euros te costaba llegar a fin de mes, imagínate cobrando quinientas “petras” (por ejemplo). Entonces mucha gente no podría pagar su hipoteca pero tampoco podría vender el piso porque también su piso ha perdido la mitad de su valor y tendría que seguir pagando hipoteca más un alquiler, que por la fuerte demanda se ha puesto por las nubes. Pero no solo eso. Las importaciones serían más caras por el poco valor de nuestra moneda y por el cobro de aranceles. Así que las naranjas de Valencia ni verlas. También se encarecería el petróleo y por lo tanto todos los productos que se transporten con vehículos que funcionan con el oro negro. Para colmo el acuerdo de comercio entre España y China hace que el puerto de Barcelona caiga en desuso a favor del de Valencia y el aeropuerto de El Prat deja de recibir a guiris, que cambian Lloret por Benidorm para seguir bebiendo como cosacos, ya que en Cataluña una Estrella Galicia cuesta un ojo de la cara y el vino del Penedés y el cava dan mala resaca. En ese momento Cataluña y Cuba comparten algo más que el mismo diseño de bandera. Sin trabajo, sin inversores, sin naranjas valencianas ni arroz chino, sin gasolina, sin casa, sin coche y sin guiris admirando la Sagrada Familia el catalán que se sentía español se caga en la puta madre que parió al catalán que votó sí a la independencia y este se rebota. Llegan a las manos y unos y otros llaman a sus colegas para que se unan a la fiesta. En menos que canta un gallo hay guerra civil y Trump, que es muy avispado, ve que puede hacer negocio vendiendo armas a los catalanes españoles. Pero Putin, que también es muy avispado, empieza a vender armas a los independentistas, y le pide a China que le ayude para crear un paraíso comunista al sur de Europa para estar más cerquita de Francia, Gran Bretaña y África. China dice que sí a un nuevo aliado comunista y Francia y Alemania y Gran Bretaña se alían con EEUU para no ser menos. Llegó la III Guerra Mundial. ¿Exagerado? ¿Cómo creen que empezó la I Guerra Mundial? Espero equivocarme pero creo fehacientemente que si Puigdemont declara la independencia este lunes (órdago que ha lanzado al Gobierno para conseguir el pacto fiscal y mantener contentos a sus socios de la CUP) llevará a su pueblo, eses al que tanto ama, a la miseria. Y lo peor de todo es que sufrirán también aquellos que estaban en contra de aumentarle el ego al puchineli de Artur Mas. Es mi opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario