lunes, 2 de febrero de 2015

Artículo de opinión: Tic tac

Señores afiliados, simpatizantes y votantes del Partido Popular y del Partido Socialista “Obrero” Español, ya les está bien. Ahora se extrañan de que la gente apoye a los comunistas de Podemos. Sinceramente, jódanse. Durante 40 años han ocupado el poder y no han hecho NADA a favor de la clase media, una clase que mantiene este país a la cola de Europa pero que no deja que seamos una república bananera tercermundista, pagando religiosamente sus impuestos para que ustedes vivan a cuerpo de rey . En estos 40 años, los trabajadores españoles han visto como su poder adquisitivo ha disminuido hasta el punto de no poder permitirse una vivienda, han visto como un 10% de su sueldo es destinado únicamente a pagar la factura de la luz, se han visto obligados a remover en la basura buscando alimentos para dar de comer a sus hijos, han visto como se rescata a unos bancos que han sido saqueados por sus presidentes sin importarles un pimiento el dinero de sus clientes, hemos visto como la corrupción en este país ha dejado a Pol Pot como una hermanita de la caridad, han visto como sus hijos no pueden permitirse ir a la Universidad o han visto como la educación española está a la cola de Europa y Asia. Durante estos 40 años en los que PP y PSOE se han ido alternando en el gobierno de este país hemos vivido asuntos tan turbios como GAL, Forum Filatélico, Bankia, Bárcenas, Urdangarín, etc, y no han hecho nada, bueno sí, han destituido a jueces que miraban de hacer justicia, han dado absoluciones a sus amigos ladrones con cuentas millonarias en Suiza, han ayudado a bancos que desahuciaban a familias enteras, han dado la espalda a aquellos que en su día les votaron esperando vivir mejor que cuatro años atrás. Durante 40 años se han mirado el ombligo y se han olvidado de cuidar la mano que les daba de comer, y por eso ahora los españoles salimos a la calle a apoyar a esos que desean cambiar España y que ustedes tachan de hippies comunistas. A todo cerdo le llega siempre su San Martín, y a ustedes les está llegando la hora. Han intentado por todos los medios que seamos unos incultos subiendo las tasas universitarias y escolares, nos hablan como si fuesemos idiotas con palabras que ni ustedes comprenden, pero los hechos están ahí. Seremos unos incultos pero no somos ni ciegos ni gilipollas. Gracias a Dios hay algo que ustedes no pueden controlar, se llama Internet. Dominan las televisiones, nos dan circo para que nos distraigamos, ayudan a programas como Sálvame, Hay una cosa que te quiero decir, novelas rosas, series americanas para que no veamos las noticias y nos enteremos de lo que están haciendo con nuestro dinero. Durante 40 años sus dirigentes nos han robado y encima nos lo han restregado por la cara. Se han reído de nosotros y encima han sacado pecho por ello. Ya está bien. Nuestros dirigentes han sido unos sinvergüenzas y ahora, cuando sale un partido político que les planta cara, se ponen en guardia y en vez de hacer las cosas bien critican a aquellos que desean que la gente de a pie viva un poco mejor.  Sinceramente, me da igual si el programa electoral de Podemos es realizable o no, me da igual que nos gobierne un partido comunista, me da igual que no vistan de traje y corbata, me da igual que salgamos del puto euro (una moneda que nos ha llevado a mendigar y que sólo ha servido para que ustedes se compren yates más grandes), me da igual que el BCE nos corte el grifo (un grifo que han abierto ustedes para derrochar más agua de la que hay en los pantanos de España), me da igual que la señora Merkel se eche las manos a la cabeza, me da igual todo. Lo único que quiero es vivir, ya no bien, me conformo con vivir. Quiero no tener que pagar un alquiler de 600 euros por un piso de 50 m2, no quiero comer de sobras, quiero que mi dinero se gaste en bienestar social y no en Endesa  o en Bankia, quiero que ustedes, los que mandan, vayan todos a la cárcel como iría yo si robase una gallina, y quiero que cuando salgan no tengan ni un solo duro y tengan que vivir debajo de un puente como muchos de sus ciudadanos hacen. Ya les está bien todo lo que les pase. Ya que son tan aficionados a la memoria histórica les recordaré un episodio significativo. ¿Recuerdan el mayo de 1808, cuando ciudadanos madrileños que contaban sólo con cuchillos de cocina se armaron para encontrarse con las tropas de Napoleón por “secuestrar” al rey español y poner en el gobierno a su hermano José? ¿Recuerdan lo que pasó? Pues eso les va a pasar a ustedes. El españolito de a pie tiene mucho aguante, mucho, pero cuando se le toca mucho los cojones es capaz de cualquier cosa, incluso de morir, morir matando. Dicen que no hay persona más peligrosa que aquel que no tiene nada que perder, pues bien, el español de clase media no tiene hoy nada que perder. Por eso Podemos va a ganar las elecciones, por eso sacarán mayoría absoluta y por eso ustedes se irán de España con el rabo entre las piernas buscando consuelo en Alemania, único país donde se les acogería por ser una fieles servidores. La clase media de este país está hasta los cojones de ustedes y de sus perros de presa que tienen la cara dura (cara de cemento armado, diría yo) de aparecer en los debates televisivos diciendo que España está saliendo de la crisis. Ahora que se les acaba el chollo sólo tienen dos opciones: retractarse y empezar a hacer las cosas bien o robar lo que puedan para poder retirarse a Las Bahamas. Y ustedes son tan estúpidos que harán lo segundo. A veces creo que sus títulos universitarios, doctorados o másters de los que presumen los consiguieron en las tapas de los yogures. Les aconsejo que lean Inteligencia Emocional, de Daniel Goleman. Goleman dice que si uno quiere ser un buen jefe tiene que mirar por sus empleados, cuando mejor vivan sus trabajadores más beneficios obtendrá el empresario. Pues en España los trabajadores vivimos como los senegaleses de la sabana, en taparrabos. Jódanse, roben lo que puedan mientras están en el poder porque el chollo se les acaba. Roben y recen a su Dios porque uno de nosotros que no tenga ya nada que perder no les pegue un tiro mientras saludan sonrientes a subnormales que les apoyan. Recen porque nuestros hijos no se junten con los suyos. Recen porque les dejemos ir en paz, porque si no es así, las van a pasar más putas que Caín. Las van a pasar más putas que un trabajador en la última quincena de mes. Y les estará bien, muy bien. Siembra y recogerás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario